Voluntariado / Pasantías

Voluntariado/prácticas/pasantías

Invitación para voluntarios a partir de 18 años, profesionales con experiencia y sin experiencia; estudiantes quienes buscan un lugar para hacer sus prácticas.

¿Quieres venir a Juigalpa, Nicaragua para ayudarnos como asistente con Loyda, Daniel, Manuel, Maria Helena, Miguel y Jonathan en la casa hogar? ¿O para ayudarnos con Miguel, Grecia, Hector y otros más en el taller de actividades donde van medio día durante la semana?

Nos gustaría recibir voluntarios (inter) nacionales para unirse a nuestra vida comunitaria. Para las personas con discapacidad intelectual, es un apoyo real saber que las personas (y especialmente los jóvenes) están interesadas en sus vidas. En Nicaragua con demasiada frecuencia estas personas son guardadas en lugares donde apenas llega un visitante. Y no son valoradas.

Uno de nuestros objetivos es aprender uno del otro. Creemos que los acompañantes pueden aprender mucho de las personas acogidas, incluidas las visitas, que vienen a  compartir con nosotros.  Las personas con discapacidad intelectual tienen un gran corazón y sabiduría de vida. Tambien las visitas internacionales amplían el mundo de cada quien.

Por ende la experiencia de la vida comunitaria es una experiencia de vida. Aprendes a convivir con otras personas, descubres quién eres y cómo reaccionas en varias situaciones de convivencia. Aprendes a respetar a los demás, y también a ti mismo, con las ventajas  y desventajas de la convivencia. Todas estas experiencias son muy importantes para el resto de tu vida.

Roles y tareas de los voluntarios
Ser voluntario en la casa hogar es más intensivo en tiempo invertido que en trabajo realizado. El tiempo es necesario para construir una relación, conocer las necesidades de las personas acogidas que pueden expresarse poco verbalmente, y adaptar tu ritmo del día a día al ritmo de ellos, ya que  especialmente las personas con discapacidades intelectuales a menudo viven un ritmo más lento de vida. El tiempo invertido en el proyecto se puede describir de la siguiente manera:

En la casa hogar
1. El voluntario pasará tiempo comunitario junto con los miembros de la casa hogar por la tarde y los fines de semana. Esto incluye hacer cosas juntos como: comer, tomar café, orar, hacer contacto, salir a caminar, celebrar una fiesta de cumpleaños, compartir y conocer.

2. El voluntario ayudará a las personas con discapacidad intelectual en la vida diaria. El voluntario asistirá a una persona por la mañana (despertar, bañar, desayunar) y por la noche (lavar los dientes e ir a la cama) y en actividades como limpiar la habitación, ir al parque, etc.

3. El voluntario hará algunas tareas en la casa y el cuidado doméstico: limpieza, compras, lavandería.

4. Los voluntarios reciben capacitación en el trabajo, para aprender cómo ayudar a las personas que viven en la casa hogar. La primera semana de llegada será el momento de observación e información sobre quiénes somos y cuáles son las reglas de convivencia. El voluntario será entrenado por el coordinador de la casa hogar/taller, quien habla Holandés, Español e Ingles.

5. Si es posible, el voluntario forma parte de la reunión del equipo. Estos son lugares para compartir, estar informado y organizarse.

6. El voluntario también contará con el apoyo de acompañantes con experiencia y con formación pedagógica. En este entrenamiento y apoyo, el voluntario tendrá oportunidades de crecer, asumiendo responsabilidades adaptadas a sus capacidades.

7. El voluntario tendrá espacio y tiempo para organizar un proyecto personal para / con la persona con discapacidad intelectual. Por ejemplo: crear un rompecabezas y hacerlo junto con la persona con una discapacidad; organizar una excursión con los miembros de la casa; dar una presentación sobre su país y cultura con imágenes / historias / comida típica.

8. Después de 3 semanas, de acuerdo con el interés del voluntario y las posibilidades en la comunidad, el voluntario puede participar en una o más actividades del taller: tomar la iniciativa de una parte del taller que consiste en un pequeño grupo de personas con discapacidad intelectual. El voluntario participa en esta actividad.

9. El voluntario puede ayudar a organizar una actividad en la casa hogar.

10. El voluntario puede ayudar con dar a conocer el trabajo, tomar fotos y hacer videos, traducir partes del proyecto en su idioma y ayudar en buscar contacto con organizaciones de financiamiento.

En el taller

1. Bajo la orientacion del acompañante que dirige, ayudar en el taller estimulando a un compañero en sus actividades.

2. Los voluntarios reciben capacitación en el trabajo, para aprender cómo ayudar a las personas que viven en la casa hogar. La primera semana de llegada es el momento de observación e información sobre quiénes somos y cuáles son las reglas de convivencia. El voluntario será entrenado por el coordinador.

3. Si es posible, el voluntario forma parte de la reunión del equipo. Estos son lugares para compartir, estar informado y organizarse.

4. El voluntario también contará con el apoyo de acompañantes con experiencia y con formación pedagógica. En este entrenamiento y apoyo, el voluntario tendrá oportunidades de crecer, asumiendo responsabilidades adaptadas a sus capacidades.

5. El voluntario tendrá espacio y tiempo para organizar un proyecto personal para / con la persona con discapacidad intelectual. Por ejemplo: crear un rompecabezas y hacerlo junto con la persona con una discapacidad; organizar una excursión con los miembros del taller; mejorar materiales de apoyo, etc.

Tiempo libre
En la casa hogar un día de trabajo es de 8 horas, dividido en 5 días a la semana. Los días libres se revisan en conjunto. El taller funciona de lunes a viernes de 2.00 a 5.00 hrs. de la tarde, excluido tiempo de preparacion y dando apoyo en visitas/ capacitaciones etc.

Tiempo comunitario
Además de las horas de trabajo, alentamos al voluntario a compartir la vida comunitaria con nosotros compartiendo una comida o simplemente pasando tiempo en la casa durante la noche o los fines de semana. Es posible que se pueda participar en actividades especiales, por ejemplo, fiestas de cumpleaños, celebraciones, momentos de oración, ir a un viaje de excursión. Estas horas no se ven como horas de trabajo.

Arreglos prácticos para el voluntario: alojamiento
En la casa hogar el voluntario se quedará en la casa de nuestra comunidad junto con otros miembros de la casa (personas con y sin discapacidad intelectual). El voluntario tiene su propio espacio privado. Los baños y la ducha no son privados, sino compartidos, pero el resto de la casa está abierta y se puede usar para las necesidades del voluntario. Es importante crear una sensación de estar en casa. Por lo tanto, le damos al voluntario la posibilidad de usar toda la casa. Sin embargo, le pedimos al voluntario que respete algunas reglas (limpiar los platos, no hacer ruido a altas horas de la noche) para vivir juntos en la comunidad.

En el taller hay un cuarto con tres camas donde tres voluntarios pueden quedarse. También hay una refrigeradora y cocina para preparar comida.

Requisitos

Mayor de 18 años

Hablar un nivel básico de español

Soportar el calor (la temperatura pro medio en Juigalpa es de 30 grados Celsius)

Ser flexible

Poder vivir con ausencias de agua y electricidad por unas horas (a veces)

Tener seguro médico

Tiempo mínimo de estadía : 1 mes

Datos de contacto

Con la coordinadora Astrid Delleman

00 505 8688 5887

ajdelleman@zonnet.nl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *